Existen dos tipos de semáforos:

  • Semáforos para peatones
  • Semáforos para vehículos

Semáforos para peatones:

Luz roja fija en forma de peatón inmóvil: Indica que no se debe comenzar a cruzar la vía.

Luz verde fija en forma de peatón andando: Indica que se puede comenzar a cruzar la vía.

Luz verde intermitente en forma de peatón andando: Indica a los peatones que estuvieran ya cruzando la vía que tienen tiempo suficiente para acabar de hacerlo, pero obliga a permanecer en la acera a quienes todavía no hubieran iniciado el cruce de la misma.

Semáforos circulares para vehículos:

Luz roja fija: Obliga a los vehículos a detenerse sin sobrepasar el semáforo.

Luz roja intermitente o dos luces rojas alternativamente intermitentes: Prohíben temporalmente el paso, pudiéndolas encontrar en paso a nivel, puente móvil, pontón trasbordador, proximidad de bomberos o aeropuertos.

Luz amarilla fija: Obliga a los vehículos, que se aproximen al semáforo, a detenerse en las mismas condiciones que la luz roja, salvo que, por su proximidad o velocidad, al encenderse, no puedan hacerlo en condiciones de seguridad.

Luz amarilla intermitente o dos luces amarillas alternativamente intermitentes: No prohíbe el paso, pero obliga a extremar las precauciones. Este semáforo no exime de obedecer aquellas señales que, en su proximidad, nos obliguen a detenernos.

Luz verde fija: Permite el paso, salvo que por las circunstancias del tráfico en la intersección (embotellamiento) podamos quedar bloqueando la misma.
Semáforos circulares para vehículos con flechas:

Flecha negra sobre fondo rojo o amarillo: Indica lo mismo que el color sobre el que se encuentre, pero estas indicaciones sólo afectarán a quienes continúen en el sentido de la flecha.

Flecha verde sobre fondo negro: Los vehículos que se aproximen a este semáforo podrán tomar la dirección que la flecha verde señala, cualquiera que sea la luz que esté simultáneamente en el semáforo contíguo.
Cualquier vehículo que se encuentre, al encenderse la flecha verde, en el carril que fueran a utilizar los afectados por este semáforo, deberán continuar en la dirección que señala la flecha.

Semáforos cuadrados sobre carriles:

Luz roja en forma de aspa: Prohíbe ocupar el carril sobre el que se encuentre, a los vehículos que la vean de frente.

Luz verde en forma de flecha vertical y descendente: Permite la circulación por el carril sobre el que se encuentra, a los vehículos que la vean de frente.

Luz blanca o amarilla, fija o intermitente, en forma de flecha oblicua y descendente: Nos obliga a incorporarnos al carril al que apunta en condiciones de seguridad, pues el carril sobre el que se encuentra va a quedar cerrado en breve espacio.

Semáforos reservados a determinados vehículos:

Semáforo con silueta de ciclo: Sus luces afectan únicamente a ciclos y ciclomotores.

Semáforo con franjas blancas iluminadas sobre fondo negro: Estos semáforos afectan exclusivamente a tranvías y autobuses

Alejandro Manrique