Los países bálticos, Estonia, Lituania y Letonia, junto con Grecia y Portugal, han sido los que mejores resultados en cuanto a reducción de muertes en carretera han obtenido del conjunto de países de la UE desde 2010, según un nuevo informe del Consejo Europeo de Seguridad del Transporte, ETSC.

Estonia ha recibido el premio ETSC Road Safety Performance Index (PIN) de este año, en reconocimiento a ese logro en la reducción de muertes en carretera. Este país báltico ha alcanzado un nivel de mortalidad vial (muertes en la carretera por millón de habitantes) comparable al nivel de los Países Bajos, un logro notable y un reflejo de una importante inversión y liderazgo estratégico en seguridad vial durante varios años.

El nuevo análisis también muestra que dos de los líderes tradicionales europeos en seguridad vial, Países Bajos y el Reino Unido, aunque permanecen en unos niveles de seguridad vial bastante aceptables en comparación con la media europea, registraron más muertes en carretera en 2019 que en 2010. Francia, Suecia y Alemania también han demostrado un progreso decepcionante en los últimos nueve años con reducciones modestas en la mortalidad. Bulgaria y Rumanía registran los peores resultados de Europa en relación a la mortalidad en carretera y también han realizado reducciones por debajo del promedio en los últimos años.

Objetivo 2030

Europa se marcó el objetivo de reducir las muertes por accidente de tráfico a la mitad en 2020, objetivo que no va a ver cumplido.22,660 personas perdieron la vida en las carreteras de la UE en 2019, lo que representa una reducción del 3% en comparación con 2018. De los 32 países monitoreados por el programa ETSC Road Safety Performance Index (PIN), solo se ha obtenido una reducción de 16 muertes en 2019. Los mejores resultados se lograron en Luxemburgo, con una disminución del 39%; Suecia con el 32%; Estonia con el 22% y Suiza con el 20%. Las muertes en carretera aumentaron en 12 países, mientras que el progreso se estancó en cuatro.
Si bien ha habido progreso durante un período más largo, no es suficiente para alcanzar el objetivo 2020. Desde 2010, los países de la UE han logrado una reducción general de las muertes en carretera del 24%, lo que equivale a una reducción media anual del 2,7%. Se hubiera necesitado de una reducción anual de 6.7% durante el período 2010-2020 para alcanzar la meta 2020. Para alcanzar el objetivo, la UE27 necesitaría reducir el número de muertes en carretera en un 34,5% entre 2019 y 2020. Aunque los bloqueos impuestos en Europa para frenar al virus COVID-19 traigan como consecuencia un importante descenso en la mortalidad, no parece probable que se produzca una reducción tan importante.La situación de España

Nuestro país registra una reducción de la mortalidad entre 2010 y 2019 por debajo de la media europea. Respecto al periodo 2001-2019, la lista de mejores reducciones la siguen liderando los países bálticos: Letonia (-76%), Lituania y Estonia (-74%). Sin embargo, España y Luxemburgo ocupan la cuarta posición con una reducción del 69% e Irlanda con -66%. En cuanto a la progresión de reducción de muertes, pero también de lesionados graves, la lista de países con mejores resultados es Estonia, Grecia, Noruega, Suiza, Letonia, Bélgica, Eslovaquia, Eslovenia, Portugal, Serbia, Polonia, Chequia, España y Croacia. Estos países han actuado mejor que la media europea desde 2010.Seguridad vial en Estonia

Entre 2010 y 2019, Estonia redujo la mortalidad un 34%. La media en la UE fue de -24%. Registró una tasa de 39 muertes por millón de habitantes en 2019, cuando la media europea se sitúa en 51. El premio al mejor desempeño en seguridad vial que otorga el ETSC ha valorado positivamente la estrategia nacional de seguridad vial de este país; el fuerte liderazgo de la administración de carreteras, la lucha contra el consumo de alcohol al volante y las medidas de seguridad para peatones y ciclistas.