Del caos en los exámenes de la DGT hay pruebas que, esta semana, desde la Plataforma de Autoescuelas Digitales (PAD) han hecho llegar a esta publicación. Aunque el asunto lleva denunciándose desde final de junio a cuenta del engrosamiento de la lista de espera que generó el Estado de Alarma, lo cierto es que viene de mucho más atrás. 

«El de los exámenes de la DGT es un problema estructural: las bajas que se van produciendo a causa de la jubilación no se reponen en su totalidad, con lo cual el déficit de personal de oficina y examinadores aumenta ejercicio tras ejercicio», indicaba el lunes a AUTO BILD, Enrique Lorca, presidente de CNAE, la patronal de las autoescuelas.

Requerida por este medio para contestar a las acusaciones de caos en sus exámenes, la DGT decidió el miércoles lanzar un comunicado en el que indicaba que, el pasado verano, se hicieron casi 50.000 pruebas de conducir más que en 2019. 

Entre otros esfuerzos realizados por la administración desde el fin del Estado de Alarma para agilizar los exámenes de conducir ha habido un pacto para extender la jornada de los funcionarios a base de horas, trasladar refuerzos entre provincias o mantener abiertos los centros todo el verano. «El paquete de horas extra ha sido bien recibido aunque pocos examinadores accedieron a realizarlas», puntualizan desde CNAE.

“Si queremos superar los problemas de esta situación excepcional, todos debemos remar en la misma dirección. Si cada uno va a lo suyo, todos perdemos” parecía contestar a las críticas a la DGT directamente Pere Navarro en el mencionado comunicado.

Caos en el sistema digital de pruebas de la DGT

Las pruebas del caos en los exámenes de la DGT
Imagen del sistema informático para solicitar pruebas de conducir caído

Las autoescuela digitales agrupadas en PAD denuncian: “los sistemas electrónicos para gestionar expedientes en las jefaturas provinciales de tráfico se caen continuamente e impiden a los alumnos examinarse con normalidad”, y han enviado a AUTOBILD.ES el pantallazo que puedes ver arriba y que, supuestamente, prueba un fallo en el sistema de exámenes de la DGT.  

El presidente de esta plataforma, Miguel González-Gallarza, que también es CEO de OneRoad, amplía: «en algunos expedientes de alumnos para hacer el examen práctico que hemos enviado por vía telemática había que subsanar pequeños errores, pero no se pudieron corregir porque la red SARA para gestiones con la administración estaba caída». 

González ha compartido con esta publicación la copia del escrito de queja sobre la incidencia en este examen de la DGT, que no podemos reproducir por contener datos de carácter personal. Tras este escrito, puntualizan que las pruebas de sus alumnos «tampoco se pudieron gestionar por correo electrónico, teléfono o ventanilla: en los dos primeros casos no hubo respuesta, y en ventanilla las jefaturas de tráfico no atienden sin cita previa». 

Otros de los fallos en el sistema de exámenes de la DGT que señalan desde OneRoad son la «imposibilidad de rellenar los datos de la autoescuela en la web por lo que es imposible presentar a nadie, alumnos citados dos veces o la  imposibilidad de pedir citas por haber superado el plazo máximo entre convocatorias sin tener en cuenta el periodo de confinamiento».   

Aunque Tráfico ha logrado empezar a liberar el tapón en las pruebas de conducir, parece que todavía falta para que la situación se normalice. Quizá lo haga en 2021, cuando se prevé que habrá 40 nuevos examinadores, más  50 procedentes de promoción interna en el primer semestre. 

Sin embargo, hasta entonces y como recuerdan desde las autoescuelas “este problema no sólo afecta a los usuarios, sino a los propios funcionarios, que tienen que pelearse con sistemas ineficaces y sobrecargados, y son injustamente el blanco de las quejas de ciudadanos y autoescuelas, cuando es la administración la que no les facilita las herramientas adecuadas para hacer bien su trabajo”.