Este miércoles en la sesión de control al Gobierno, el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que «en agosto se han hecho un 30% más de exámenes de conducir que el año pasado«, en total »más de 170 mil pruebas de circulación en todo el estado«.

Ha sido la respuesta, sin concretar más datos, que le ha dado a la diputada del Grupo Vasco, Josune Gorospe, después de que esta le preguntara que piensan hacer con el problema de vacantes de examinadores de tráfico que está provocando colapsos en los Centros examinadores de todo el Estado, con especial incidencia en Gipuzkoa. Gorospe ha reclamado al Ministro de Interior «medidas estructurales» y una «solución global«.

A lo que Marlaska le ha respondido que «estamos trabajando sobre el terreno». Según el ministro se han habilitado «convocatorias de exámenes fuera del horario laboral. En julio y en agosto se ha trabajado y se han realizado el doble de exámenes que el año pasado por circunstancias concretas que todos sabemos. Hemos realizado traslados de examinadores itinerantes« para poder »solventar el problema«.

Asimismo, ha criticado a la diputada del PNV estar «obviando una realidad. La realidad del covid. Obvia la realidad de cómo nos hemos visto limitados en la movilidad durante cinco meses«. Finalmente ha agradecido a los funcionarios de la Dirección General de Tráfico »que desde el primer momento, desde la fase 2, se reiniciaron los exámenes«. Tras el confinamiento, las pruebas comenzaron hace ya casi un mes, el 1 de junio los teóricos y el 8, los prácticos. El ministro también ha puntualizado que «los examinadores no se crean de hoy para mañana. Se necesita tiempo, concursos públicos, exámenes, etc. «.

La diputada ha criticado «las generalidades» con las que ha contestado el ministro del Interior y le ha pedido la transferencia para la CAV, ya que «no nos podemos permitir perder oportunidades de empleo y de reactivación económica».

La diputada del PNV ha expuesto que este es un asunto «viejo» y «no coyuntural» y que «afecta a las posibilidades de empleo de muchas personas» así como al futuro de muchas microempresas o empresas familiares que «ven en riesgo su inversión» al peligrar el futuro de las autoescuelas. «Muchas personas no pueden presentarse a distintas OPE que piden el carnet de conducir porque no pueden hacer el examen; es un problema para autónomos, para familias, para las autoescuelas; para la movilidad de las personas que viven en ámbitos rurales, para el sector del transporte», ha insistido Gorospe.

Se trata de un problema que el sector y la asociación guipuzcoana de autoescuelas lleva denunciando desde 2017 y ha querido poner sobre la mesa con varias huelgas desde entonces. El pasado 6 de julio, con la recién recuperada nueva normalidad, la asociación se manifestó frente a la jefatura de tráfico de San Sebastián con el lema de ‘mi examen cuando’. En ese momento, las autoescuelas denunciaron que solo hay 5 examinadores para 5.000 alumnos pendientes de realizar el examen práctico para obtener el permiso de conducir.