Vialred.com Actualidad

Exámenes de conducir sin examinador en el coche, la alocada idea de Microsoft

El sector del automóvil se encuentra en uno de los momentos más importantes de su historia. La evolución tecnológica parece estar abriendo la puerta a una nueva etapa de la movilidad.

Esta nueva era estará protagonizada por los vehículos eléctricos a corto plazo y por los autónomos si miramos más adelante. Pese a ello, la tecnología puede dar mucho más de sí, al menos es lo que parece pensar Microsoft.

Lo decimos porque le han dado una vuelta de tuerca al uso de la tecnología en los coches. La firma quiere que los exámenes de conducción se realicen sin examinador en el coche, bastando con un teléfono para medir las aptitudes del conductor. ¿Están locos o tiene alguna lógica?

Exámenes de conducir sin examinador

Aprobar el examen de conducir puede convertirse en una odisea para mucha gente debido a los nervios. Nervios que no mejoran en absoluto al tener un examinador detrás vigilando todos tus movimientos con atención. 

Microsoft parece haber dado con la solución: hacer los exámenes sin examinador. Aunque pueda sonar absurdo, es posible gracias a un nuevo sistema desarrollado por el gigante tecnológico.

El proyecto ha sido bautizado como HAMS y lo lidera el departamento de Investigación de Microsoft. Este sistema se basa en utilizar un teléfono móvil en el parabrisas para que su cámara frontal pueda ver y monitorear al conductor. Por otro lado, la cámara trasera se emplea para monitorear la carretera, el tráfico, etcétera.

 

Microsoft Research

HAMS también aprovecha la multitud de sensores que a día de hoy incorporan la mayoría de teléfonos inteligentes. Así, el acelerómetro es capaz de controlar la soltura del conductor con los pedales del coche, mientras que el GPS permite vigilar la velocidad del vehículo.

En el momento de escribir estas palabras, HAMS es capaz de evaluar el rendimiento del conductor gracias a marcadores de seguimiento en un circuito cerrado. Estos marcadores serán reconocidos por el smartphone y otorgarán información precisa de la ubicación del utilitario y lo cerca o lejos que pasa de los obstáculos.

Ventajas e inconvenientes

La automatización de los exámenes de conducir tiene mucha más lógica de lo que pudiera parecer en un principio. La primera ventaja es la que hemos comentado anteriormente, los conductores seguramente estén menos nerviosos y puedan rendir mejor.

Del mismo modo, también debemos tener en cuenta que al tratarse de un robot, éste no tendrá prejuicios contra el conductor y no podrá suspenderlo sin razón alguna, algo que pasa a menudo con los examinadores. Y, en el caso de suspender, podrá revisarse la grabación, puesto que las imágenes quedarán almacenadas.

Solo le vemos un par de inconvenientes, aunque bastante graves. El teléfono supondría una distracción para el conductor, lo que podría terminar siendo peligroso. Después hemos de tener en cuenta que hay países en los que el examen se realiza solo con el examinador, por lo que si éste no está en el vehículo el conductor estaría solo en una situación bajo presión, lo que también podría acabar en accidente.

Pese a esos inconvenientes, parece que pronto en India los exámenes de conducir estarán supervisados por el sistema de Microsoft. ¿Y tú? ¿Preferirías examinarte del modo tradicional o al estilo Microsoft?

Comentarios Facebook
Otras noticias actuales