El confinamiento provocó un atasco en los exámenes de conducir que no se ha recuperado sino que se ha agravado, según ha advertido el presidente de la Federación Andaluza de Autoescuelas, Antonio Martín, en La mañana de Andalucía. «El problema que tenemos es la falta de examinadores que hace que no podamos presentar a los alumnos que tenemos preparados», ha dicho a la vez que lo ha calificado de «mal endémico que se ha ido agudizando».

Lo que más le preocupa al responsable andaluz de las Autoescuelas es que «hay mucha gente que necesita el permiso de conducir para conseguir un empleo o presentarse a una oposición». Pero lo tienen muy difícil cuando, como ha señalado, «nos dan a cada autoescuela 60 minutos para examinar cada 15 días y así solo se puede presentar a dos alumnos».

Respecto a las declaraciones del Director de la DGT, Pere Navarro, negándose a bajar la exigencia en los exámenes prácticos de conducción, Martín ha aclarado que «nunca hemos pedido que se baje la exigencia, sino que se tenga más personal para examinar».